Tres fotógrafos en la carretera

Entrevista de Marta Calvo

Ivan Ferreres, Jon Arruti y Laura Santamaría son los tres fotógrafos a través de cuya obra se define «carretera» en el diccionario de Mapamundistas 2016. Tres artistas que prestan sus imágenes para proporcionar diferentes acepciones y perspectivas de este concepto. Ivan Ferreres (Amposta, 1978) en su proyecto Sunday se adentra en la soledad de los espacios cerrados por descanso semanal: zonas industriales, gasolineras y vías de acceso. Por su parte, Jon Arruti (San Sebastián, 1980) emprende un viaje por la autopista en la oscuridad de la noche cuyos destellos de luz recoge en In itinere. Y finalmente Laura Santamaría (Bilbao, 1983) plantea una exploración autobiográfica realizando un viaje temporal en El tiempo nos deshizo. Hablamos con ellos de sus proyectos, la carretera y su relación con el territorio.

Los tres participáis en Mapamundistas definiendo con vuestra obra el concepto carretera. ¿de qué manera se interrelaciona con este concepto? ¿qué «acepción» o perspectiva aporta vuestra obra al concepto?

Jon Arruti (J.A.): La carretera representa el medio a través del cual viajo a los lugares a los que deseo volver. Pero esta carretera tiene distintas dimensiones y carreteras secundarias que invitan a perderse.

Iván Ferreres (I.F): Sunday es un viaje, un camino, una carretera. Como en la vida misma, los caminos se abren ante nosotros y nos conducen a situaciones que por diferentes razones, abren nuevas vías de escape. Me gusta pensar que Sunday es una parada en la que bajarse para conocerse a uno mismo.

Laura Santamaría (L.S.): En mi caso la “carretera” es un viaje interior, una exploración autobiográfica, una forma de comprender a través de fragmentos encontrados en el camino. Las vivencias personales sirven como catalizadores para representar un mundo frágil y en constante cambio. Huellas rígidas de realidades, ilusiones y fracasos.

Ivan Ferreres, Sunday

Ivan Ferreres, Sunday

La carretera es un elemento que facilita el tránsito, el desplazamiento. ¿Hacia dónde conduce vuestra obra, hacia dónde dirige al espectador?

J.A.: Efectivamente, el tránsito , el desplazamiento en «in itinere» no sólo es espacial si no que también lo es temporal. A través de objetos y fotografías realizo conexiones, azarosas algunas, provocadas otras, hacia lugares y situaciones prácticamente olvidados donde la experiencia que se recoge es un falso «déjà vu» vacío de toda realidad y que ocurre por segunda vez. En donde el recorrido se realiza en el plano tangible e intangible, así como hacia el pasado, mientras se avanza. Es un un viaje que todos podemos realizar.

I.F.: Es una invitación hacia esos lugares marcados por la huella del hombre pero totalmente deshumanizados. Lugares en los que no reparamos cuando conducimos por la carretera y en los que decidimos no internarnos a menos que sea por necesidad. Con este trabajo propongo un ejercicio de introspección a través de la exploración de un territorio inconexo entre la naturaleza y la civilización.

L.S.: Mi obra es en sí una especie de deriva en la que interior y exterior están en constante diálogo. No existen conclusiones ni respuestas certeras. Invita al espectador a transitar por ellas y sentirse identificado con esas ideas y sensaciones, a generar su propia lectura.

Jon Arruti, In itinere

Jon Arruti, In itinere

Pero también, la carretera puede verse como vía de comunicación. ¿Qué diálogo se establece entre vosotros, la obra y el territorio?

J.A.: En mi caso, el diálogo que se genera es un auto-retrato.

I.F.: Documentar el territorio es documentarse a uno mismo. Por mi carácter, soy más afín a expresarme documentando el territorio que con imágenes más íntimas. Soy de la opinión de que el entorno en que crecemos nos marca y explorarlo nos ayuda  a conocernos a nosotros mismos.

L.S.: Todo está ahí, en el entorno. El entorno sirve como forma de conocimiento, a través del que proyectarse reconociendo aquellas ideas que son cercanas. Te proyectas en lo que ves, identificándote para poder conocerlo y sentirlo mejor.

Carreteras hay muchas, pero hay que elegir una para seguir. ¿Cómo o por qué decidisteis poner el foco de vuestras cámaras en esos caminos que desembocaron en In itinereSunday y El tiempo nos deshizo respectivamente?

J.A.: In itinere surge de la idea de ordenar las fotografías realizadas en un proceso de toma fotográfica intuitivo. Entendiendo por intuitivo el conjunto de cosas que no sabemos que sabemos o que hemos olvidado. Más tarde, tras reconocerme en un texto de L.P Peña Santiago, sobre el paso del tiempo y el deseo creciente de volver a lugares ya vividos, opté por re-visitar experiencias y lugares con los que conectaba de alguna manera.

I.F.: Sunday nace de la necesidad de hablar de uno mismo, mostrando muy poco y aprovechando el espacio en el que crecí. Esos espacios hablan de mí y por mí. Necesitaba hacer esa reflexión y la verdad, ha sido muy intensa, hasta tal punto de dejarme un buen tiempo sin energías, para seguir trabajando en él.

L.S.: Este trabajo surge como parte de una búsqueda personal que no cesa, por la necesidad de entender, de asimilar ciertas emociones en un momento personal confuso y sin certezas.

Laura Santamaría, El tiempo nos deshizo

Laura Santamaría, El tiempo nos deshizo

Si bien vuestros proyectos surgieron y desarrollaron de manera independiente, en esta ocasión vuestras fotografías se exponen de manera conjunta, formando una unidad. ¿De qué manera se ve modificada vuestra serie al formar parte del conjunto? ¿Adquiere nuevos significados? ¿Cómo percibís el resultado de esta unión?

J.A.: Creo que la serie no se ve modificada por estar junto a otras acepciones de la palabra «carretera», como son los trabajos de Laura e Ivan, si no que se ve reforzado su significado por la cercanía. Como en todo buen diccionario las acepciones conviven bien bajo la misma palabra, así que aportando distintos puntos de vista sobre «la carretera» la unión en forma de exposición, dentro del mismo espacio, completa bien la palabra y sus significados.

I.F.: Bajo mi punto de vista, Sunday no se ve modificado al formar parte del conjunto. Creo que los tres proyectos se complementan muy bien entre sí, ya que hablan de lo mismo pero de maneras muy diferentes. Me gusta la mezcla de objetividad y subjetividad que surge de esta exposición colectiva. Territorio ajeno o propio, visto a través de tres miradas distintas, bajo un mismo concepto.

L.S.: Creo que se trata de diferentes maneras de relacionarse con el entorno a través del desplazamiento. Las preocupaciones y puntos de vista son diferentes pero tienen algo en común. No sé si el significado en si se modifica, creo más bien que se amplifica al formar parte de una idea que sirve como paraguas de los tres proyectos.